Cómo dominar las finanzas del hogar

¡Escucha este episodio haciendo clic en el botón de PLAY   en el recuadro!

Uno de los temas fundamentales en el día a día de los hogares, es el manejo de la economía familiar.
Muchas familias viven de uno o dos salarios y al final de mes, no saben a donde se fue. La administración del ingreso familiar necesita planeación y disciplina… y también conocimiento.

El objetivo general de las familias es lograr en algún momento la libertad financiera, y durante el camino, estar en capacidad atender las necesidades inmediatas. Para lograr los objetivos de mediano y largo plazo es necesario atender unos pricipios elementales de economía básica que, lamentablemente, no siempre son conocidos por la familia promedio.

Un objetivo elemental en la economía es lograr el crecimiento. El crecimiento lo miden los países, lo miden las empresas y tambien lo deben medir las familias y las persanas. Como se mide el crecimiento financiero en las familias y las personas? Midiendo el crecimiento de su patrimonio. Generalizando, tu patrimonio se calcula considerando el valor de todo lo que tienes a tu nombre menos el valor de todo lo que debes.

Como regla general NO TE ENDEUDES. La única razón financieramente coherente para endeudarse es que utilices la deuda para producir más dinero del costo de la deuda. La vida real es un poco más complicada. La verdad es que a veces aparece una necesidad inaplazable y resulta inevitable entrar en deuda. Pero toca controlarla.

Tener deuda es costoso. Por esto debe ser prioridad saldar las deudas lo más pronto posible empezando por las más costosas – Las que tengan mayor tasa de interés. La primera forma de hacer crecer el patrimonio es logrando excendentes sobre los ingresos para pagar las deudad y permitir ahorro. La única forma de lograrlo es planeando los ingresos familiares para que su utilización responda a un plan y no a decisiones sobre la marcha.

Lo que tenemos está representado en todo lo que tenga un título o una escritura o tarjeta de propiedad. Acá están bienes como carros, apartamente, lotes, ahorros, títulos. Todo lo que tenga una valor comercial y que típicamente sea facilmente monetizable.

Y para finalizar… el ahorro. La gran síntesis es que una sana condición financiera debe permitirte ahorrar. Y el propósito del ahorro tiene dos pespectivas. Por un lado, debes estar en capacidad de manterte sin ingresos adicionales por al menos 3 o cinco meses en caso de cualquier situación fortuita.

En un ejercicio muy sencillo, cada familia debería poder hacer seguimiento de su patriminio mes a mes. Como sugiere Diana, al final de cada mes toma una lista de lo que tienes y suma su valor a precio comercial: Propiedades, vehículos, Saldos de bancos y similares. A continuación, calcula cuanto debes: saldos de préstamos, tarjetas de crédito, Hipoteca y similares. Calcula tu patrimonio con la diferencia de estos dos valores y anótalo.

Tu objetivo va a ser que mes a mes, tus deudas bajen, que por consiguiente, tu gasto en intereses sea menor y por consiguiente tengas mejor capacidad de ahorro, y por consiguiente aumentes tu patrimonio y por consiguiente pronto logres tu libertad finaciera….

Y ahora comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter